Cuidando los Dientes de Nuestros Hijos

Éste es un cuestionamiento que con frecuencia se realizan los padres de familia a lo que respondemos que los dientes del bebé empiezan su desarrollo meses antes de su nacimiento, entre las cuatro y seis semanas de desarrollo embrionario, por lo tanto, se pueden empezar a instituir medidas preventivas desde la gestación del bebé en el vientre materno, que la futura madre puede ser asesorada sobre todos aquellos factores que pueden afectar o influir en la futura salud dental de su niño.

Es importante que la futura madre siga las indicaciones de su médico con respecto a su alimentación ya que en mucho dependerá de ésta que su hijo nazca sano, así como también, qué es, lo que no debe ingerir durante este período para no causar problemas en su bebé.

Desde los primeros días de nacido es aconsejable limpiar las encías y la lengua del bebé, de forma suave con una toallita o gasa limpia y húmeda, después de darle alimento, al momento que salgan los primeros dientes, esto será a los seis meses aproximadamente, se deberá incorporar un cepillo adecuado a esta edad para que los padres puedan limpiarlos y mantener sin restos de alimento las superficies dentales.

Con respecto a las medidas de prevención, más aconsejables, le sugiero:
Seguir un programa de higiene bucal diaria, responsable y comprometida para eliminar la presencia de placa dental, factor contribuyente del proceso carioso.
Cuidar el tipo de dieta y hábitos alimentarios, sobre todo bajar el consumo de azúcares.

Utilizar los materiales de odontología preventiva como son los selladores de fosas y fisuras y los fluoruros, realizar una evaluación dental con el odontopediatra cada seis meses o cuando menos una vez al año, evitar la ingesta de biberón con líquido azucarado por períodos prolongados, ya que esto es potencialmente criogénico y destruye las estructuras dentales, (caries del lactante).

Recordemos que “es mejor prevenir que curar” hagamos un esfuerzo por seguir y utilizar todas las medidas preventivas a nuestro alcance para que nuestros hijos puedan tener y mantener una buena salud dental.