SALUD BUCAL: Dieta contra la Caries Dental

Existen suficientes evidencias que los azúcares son los principales elementos de la dieta diaria que influyen en la presencia y el avance de las lesiones de las caries. 

La sacarosa se considera el azúcar mas cariogénico, no solo porque su metabolismo produce ácidos, sino porque los microorganismos la utiliza para adherirse firmemente al diente. 

dieta-cariogenica-niños
La intensidad de las caries en niños preescolares se debe en parte, a la frecuencia en el consumo de azúcar gracias a las loncheras que llevan a la escuela.

Estudios sobre caries dental en niños menores de 5 años, muestran porcentajes de caries dental relativamente altos. La enfermedad dental en niños ha sido atribuida a una higiene bucal deficiente y a una dieta inadecuada. 


En los niños preescolares, la caries se debe a una combinación de factores que incluyen la presencia de bacterias cariogénicas, el tipo de alimento, la frecuencia de exposición a dichas bacterias y la susceptibilidad del diente.

► Ver también: DIETA CARIOGÉNICA: Tomar dulces a diario incrementa el riesgo de problemas dentales

El riesgo de caries es mayor si los azúcares son consumidos en una alta frecuencia y de forma que sean retenidos en boca por largos períodos de tiempo. 

Factores como la retención de los alimentos, la hora del día en la cual son consumidos y la frecuencia de ingestión son determinantes de su potencial cariogénico.

Que es Dieta Cariogenica?

Se define dieta cariogénica a aquella de consistencia blanda, con alto contenido de hidratos de carbono, especialmente azúcares fermentables como la sacarosa, que se deposita con facilidad en las superficies dentarias retentivas.

Los niños que presentan caries dental durante los primeros años de vida, conocida como caries de la primera infancia (Caries de biberón, ó Caries del Lactante), han consumido azúcares a través de bebidas y papillas por largo tiempo.

La sacarosa, glucosa y fructosa se encuentran en la mayoría de los jugos, fórmulas lácteas infantiles y cereales, los cuales son fácilmente degradadas por los microrganismos, formando ácidos que desmineralizan el esmalte y la dentina. La caries de biberón se relaciona con los hábitos alimenticios, debido al uso prolongado del biberón o alimentación materna nocturna.


Factor Dietético

Los carbohidratos son la principal fuente de energía de las bacterias bucales, y son los que mas abundan en la dieta diaria de los niños. Se ha demostrado que una dieta rica en carbohidratos en poblaciones con hábitos de higiene inadecuados y falta de exposicion al flúor tópico de las pastas dentales, son suceptibles a la aparición de caries.

Carbohidratos:

La sacarosa es el azúcar común de la dieta diaria y es el constituyente de muchos productos como tortas, caramelos, frutas, y muchas bebidas. También se encuentra en cereales, productos lácteos, ensaladas y salsa de tomate.

La glucosa y fructosa se encuentran de forma natural en frutas y en la miel.

La lactosa está presente en la leche y la maltosa.

Los jugos de fruta y bebidas con sabor a fruta tienen un alto potencial cariogénico debido a su gran contenido de azúcar y a la manera como son consumidos por los niños. Usualmente, son utilizados junto con los chupones, en biberones y tazas para asir, además forman parte principal en la dieta de los niños preescolares, debido a su buena aceptación, bajo costo y porque los padres piensan que son nutritivos.

Muchas fórmulas infantiles contienen sacarosa, lo que aumenta el potencial cariogénico.

Recomendaciones dietéticas para el control de la caries

La prevención de la caries de la primera infancia se basa en evitar patrones de alimentación cariogénicos. Se ha reportado que la mayoría de los padres de niños con caries de la primera infancia, tienden a sustituir el agua por algún líquido cariogénico (jugos, fórmulas infantiles, etc.) en los biberones. La Academia Americana de Odontopediatría ofrece las siguientes sugerencias para prevenir la caries de la primera infancia:
  • No debe acostarse al niño con un biberón que contenga ningún líquido azucarado, y la alimentación con pecho materno no debe prologarse mas allá de la aparición del primer diente en boca. En caso contrario, realizar una adecuada limpieza antes de acostar al niño.
  • Debe incentivarse a los niños a darle los líquidos en tazas para asir (con agarraderas) una vez cumplido su primer año.
  • El uso del flúor debe implementarse al tiempo de la erupción de los dientes primarios. La limpieza de la cavidad oral se debe hacer al nacimiento del niño.
  • Es necesario monitorear la dieta para saber la cantidad y frecuencia de exposición a carbohidratos.
  • En aquellos niños que tomen medicamentos que contengan sacarosa, deben limpiarse los dientes una vez tomados dichos medicamentos, ya que se ha visto que su uso prolongado incrementa la incidencia de caries y gingivitis.




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: