MITO: Cada hijo se lleva un diente de la madre


La gran mayoría de personas tiene la falsa creencia que cada vez que una mujer queda embarazada es casi seguro que perderá un diente...pues les diremos que es ¡completamente falso!

Una mujer en estado de gestación le suceden una serie de cambios, no solo físicos sino también hormonales; justamente estos últimos originan un adelgazamiento de los tejidos de la encía, que juntamente con la placa bacteriana (sarro) e irritantes locales producen la llamada "gingivitis del embarazo".

Leer también : Alteraciones en la encía durante el embarazo

En el caso que la madre ya presenta la enfermedad, la gestación exacerbará esta enfermedad, por eso es importante que visite a su dentista para que evite el inicio o el avance de esta enfermedad.

Durante la gestación la dieta de la nueva madre se eleva en carbohidratos, eso sumado a una escasa higiene dental produce un aumento de acidez, y como resultado tenemos varios procesos cariosos o empeorar aquellos que están ya en boca.

La higiene bucal en la mujer disminuye porque la mayoría refiere que el cepillado le produce náuseas o pesadez en levantarse para asearse.

Prevención
Tener control en la dieta elevada en carbohidratos. Acompañado luego de su consumo de su cepillado.

No olvidarse de la higiene bucal en casa, cada vez que consuma algún alimento hay que cepillarse.

Visitar al odontólogo para que realice las desfocalizaciones en la cavidad oral, realizando obturaciones y limpieza.

Visitar al dentista para que realice los controles de limpieza.

Con todas estas acciones, comprobarás que aquel mito "Cada hijo se lleva un diente" es falso, solo necesitas mayor preocupación por tu higiene bucal , nada que un buen cepillado y visita a tu dentista no pueda ayudarte.



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: