El BIBERÓN y la CARIES: La Higiene Bucal hace la diferencia

La caries es actualmente la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y presenta graves efectos en la salud general del menor.

caries-de-biberon

Entre ellos, dolor intenso, infecciones faciales, hospitalizaciones y repetidas visitas a urgencias, además de contribuir a que exista un mayor riesgo de presentar este padecimiento en la dentadura permanente.

► Leer también: DIENTES DE LECHE: ¿Porqué son importantes? - Dra. Gloria Read

De acuerdo a la responsable del servicio dental del hospital del ISSSTE, Marisela González Castillo, los padres de familia son los principales responsables de la aparición de esta enfermedad infecciosa en la primera infancia, directamente, relacionada con una higiene dental insuficiente así como una alimentación inadecuada que incluya un alto consumo de azúcares.

Explicó que los malos hábitos alimenticios comienzan, generalmente, desde el momento en que se suspende la lactancia materna e inicia la alimentación complementaria. “Es común que a la fórmula láctea o leche en polvo los padres de familia agreguen endulzantes o saborizantes saturados de azúcar, programando las preferencias alimenticias y el metabolismo del menor”.

Aunado a ello, los deficientes hábitos higiénicos empeoran el cuadro y favorecen la aparición de esta enfermedad transmisible, entre ellos destacan, permitir que el bebé se quede dormido con el biberón cuando éste contenga leche o cualquier líquido endulzado, utilizar chupones no anatómicos y compartir con el bebé utensilios como cucharas, cepillos de dientes o besarle en la boca.

Es importante, dijo, tener especial cuidado en los dos primeros años de vida, cuando el niño se encuentra más propenso a desarrollar procesos infecciosos de caries, asociados en gran medida con el consumo persistente de azúcar, miel, endulzantes refinados y otros azúcares ocultos en galletas, bollos, jugos industriales, papas fritas embolsadas y bebidas gaseosas.

La dentista precisó que una correcta higiene oral es el factor clave para la prevención de la caries infantil, por ello los padres de familia y tutores deben informarse sobre la importancia de este hábito y lo perjudicial que resulta permitir que el menor duerma con residuos alimentarios. “Cuando más temprano se empiece con la higiene oral, menor es el riesgo de que tenga caries”.

► Leer también: NO SOPLES la comida de tu BEBÉ, puede producirle CARIES

Recomendó que antes de que salgan los primeros dientes, se debe empezar con la estimulación oral para acostumbrar al bebé a la manipulación de la boca y, de esta manera, realizar la limpieza una vez al día con un dedal de silicón, o bien, con una gasa humedecida en agua. Cuando el menor ya tenga los primeros dientes, la limpieza buco-dental deberá realizarse dos veces al día con cepillos infantiles.

González Castillo sugirió además llevar al lactante con el odontopediatra desde los tres meses de edad; esto con el objetivo de que el especialista determine los cuidados, hábitos higiénicos y dieta correspondientes a cada menor y que, éste a su vez, se familiarice con él y lo reconozca como un profesional más al cuidado de su salud.

Finalmente, la odontóloga aseguró que los padres o tutores son responsables de la salud bucal del menor y deben tener un especial cuidado, hasta que éste tenga su dentadura permanente. A partir de este momento, la responsabilidad será compartida por ambos.

Fuente: periodicoexpress.com.mx



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: