¿Los bebés roban el calcio de las madres durante el embarazo?

Cuenta la leyenda que los bebés roban el calcio de los dientes de las madres para poder formar sus huesos . 

Es una creencia popular muy arraigada, incluso suele decirse que “cada embarazo cuesta un diente”, pero ¿hasta qué punto hablamos de un mito o una realidad?  


mito-embarazo-dental

La odontología nos dice que los cambios hormonales y microbiológicos propios del embarazo hacen que las encías de la mujer se resientan, afectando a sus vasos sanguíneos, al funcionamiento de las células del periodonto (tejido que rodea y soporta los dientes), a las bacterias de la placa y al sistema inmune local. 

El resultado es una encía intensamente enrojecida, que sangra fácilmente y aumenta su tamaño entre los dientes, permitiendo que haya más bacterias por debajo de ella.


Es lo que se conoce como gingivitis del embarazo o gravídica, que suele desaparecer habitualmente tras el parto. Por tanto, en ningún caso el bebé le roba el calcio a su madre; cuando lo necesita, lo obtiene mediante la dieta materna, pero nunca a través de sus dientes.

Una deficiente salud bucodental en las madres tiene repercusiones negativas directas no sólo sobre ellas mismas, sino también sobre la propia evolución del proceso de gestación y, en última instancia, del propio feto. 

Así lo atestiguan varios estudios dados a conocer por la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), que demuestran que una madre gestante con periodontitis tiene el triple de probabilidades de sufrir un parto prematuro, es decir, anterior a la semana 37 de su embarazo, del mismo modo que puede dar a luz un bebé con bajo peso. 

Para evitarlo, los dentistas aconsejamos: 

Extremar la higiene bucodental durante el embarazo y, sobre todo, antes del mismo. 

Los estudios actuales demuestran que menos del 1 % de las embarazadas manifiesta gingivitis gravídica si al empezar el embarazo no presenta gingivitis; sin embargo, si se tiene inflamación gingival antes del embarazo, la frecuencia de aparición aumenta hasta el 36-100 % de los casos. 

Visitar al dentista antes y durante el embarazo. Esto permitirá prevenir, identificar y tratar los signos y síntomas de la gingivitis gravídica. Los tratamientos periodontales previos al embarazo son beneficiosos para la salud de las encías de la madre y, si realizan durante el embarazo, son seguros para el feto. 

Resolución del mito: ¿Los bebés roban el calcio de las madres durante el embarazo? FALSO.

 
Fuente: Youtube/BuccaSana


Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: