Embarazo e HIGIENE BUCAL: ¿qué relación existe entre ambos?

La higiene bucal es algo importante durante todos los años de nuestra vida, pero hay estudios que apuntan a que durante el embarazo puede ser clave. Las encías de la mujer gestante se ven afectadas por sus fluctuaciones hormonales y, lo que es aún más grave, la periodontitis podría ser un factor de riesgo para el embarazo, al estar asociada al parto prematuro y el bajo peso del bebé al nacer. 

Desde Eroski Consumer se explica por qué la periodontitis es un posible factor de riesgo de parto prematuro, las dudas acerca de esta asociación y la importancia de los cuidados bucales durante el embarazo.

embarazo-higiene-bucal

Periodontitis y parto prematuro

El cuidado bucal durante el embarazo puede tener importantes beneficios para el desarrollo normal de la gestación. En concreto, la periodontitis u otras infecciones en las encías podrían hasta duplicar el riesgo de padecer un parto prematuro. Así lo afirma el libro Salud bucal en la mujer. Prevención a lo largo de la vida (Médica Panamericana, 2013), editado por la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) tras un trabajo conjunto con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

La periodontitis (enfermedad caracterizada por la inflamación y el sangrado de las encías y la pérdida de sus tejidos) está "estrechamente ligada" con la liberación de prostaglandinas, unas sustancias oxitócicas que influyen en la maduración cervical del feto y luego actúan "como inductoras de contracciones uterinas", explican estos expertos. Por ese motivo, puede ser causa de parto pretérmino, según explicó Josep María Lailla, presidente de SEGO y coordinador de la obra, durante su presentación.


Estudios que lo relacionan

Varios estudios ya habían advertido sobre las complicaciones que la periodontitis puede ocasionar en el embarazo. Uno de ellos, realizado por especialistas estadounidenses y publicado en 2010, había reunido a 322 mujeres embarazadas con problemas en las encías. A algunas se les realizó un tratamiento curativo y al resto, no. En los casos en los cuales el tratamiento fue efectivo, solo el 10% tuvo partos prematuros, mientras que en las mujeres que padecieron problemas, los partos prematuros afectaron al 62% del total.

Expertos que ponen en duda esta relación

Pese a todo, la relación entre la enfermedad periodontal y los embarazos de riesgo es todavía objeto de controversias. Existen revisiones bibliográficas que analizan los resultados de diferentes estudios y permiten ver que, así como hay casos en los que esa asociación parece demostrada, otros indican que tal vínculo no es significativo.

Científicos cubanos que estuvieron a cargo de una de esas revisiones concluyeron que "se necesitan más estudios que confirmen la trascendencia de la hipótesis entre infección periodontal y embarazo de riesgo". También la guía 'Salud oral y embarazo', escrita por Juan Carlos Llodra Calvo, experto de la Universidad de Granada, y publicada con el aval del Consejo de Dentistas de España y la Fundación Dental Española, afirma que "los más recientes ensayos controlados ponen en duda la asociación entre enfermedad periodontal y complicaciones del embarazo (nacimientos pretérmino y bajo peso al nacer)".

Por su parte, la 'Guía para la atención a la salud bucodental ', editada por el Servicio de Salud del Principado de Asturias, señala que "el embarazo se ha correlacionado con la aparición de diversas patologías orales supuestamente debidas a procesos que no están claramente definidos". La llamada gingivitis del embarazo se atribuye, en general, al incremento del metabolismo de los progestágenos en la encía.


El cuidado de la boca es importante en el embarazo

En cualquier caso, de lo que no hay ninguna duda es de la importancia del cuidado bucal antes y durante la gestación. Acudir al dentista forma parte del cuidado integral durante el embarazo, ya que las fluctuaciones hormonales durante la gestación pueden afectar a las encías. La guía 'Embarazo, parto y puerperio ', de la Junta de Andalucía, explica que "la boca se vuelve más sensible y pueden sangrar las encías al cepillarte los dientes".

Estos expertos enfatizan que "el cepillado de dientes debe realizarse dos o tres veces al día, después de cada comida, para evitar la aparición de caries". Una revisión bibliográfica realizada por expertos españoles, por otro lado, destaca el "especial cuidado que las embarazadas deben tener en relación con la salud bucodental" y que debe incluir desde visitas al odontólogo y una higiene oral adecuada hasta tratamientos periodontales, si fuesen necesarios.

Fuente: 20minutos.es