AFTAS BUCALES: ¿Qué hacer si mi bebé tiene aftas?


Las aftas del bebé son pequeñas vesículas o llagas dolorosas, de color blanco o rojizo.

Estas se forman sobre las paredes de la boca del bebé o debajo de la lengua.

A veces, tienen el tamaño de la cabeza de un alfiler y, en otros casos, son tan grandes como una pequeña moneda.

Aparecen solas o en grupo.

Las aftas del niño pueden deberse a una hipersensibilidad a las bacterias que se encuentran normalmente en la boca del niño, a una infección de la amígdalas o a una falta de hierro, vitamina B12 o ácido fólico.

En general, se curan espontáneamente al cabo de 7-10 días, o más, si son grandes.

Lea también: HONGOS en la boca del Bebé ¿Por qué?



Fuente: Youtube/Medicable



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: