ODONTOPEDIATRÍA: ¿Se puede reimplantar el diente de un niño?


La doctora María Angustias Salmerón Ruiz, de la Unidad de Medicina del Adolescente del Hospital Universitario La Paz de Madrid, nos recomienda en este vídeoblog que, si nuestro hijo se rompe o pierde un diente tras un golpe en la boca, acudamos urgentemente al odontopediatra con la pieza dental desprendida, que habremos preservado en leche desnatada o en suero fisiológico, para que se pueda implantar de nuevo con una mayor probabilidad de éxito.

Cuando el bebé comienza a dar sus primeros pasos son frecuentes las caídas e impactos en la cara. Para minimizar posibles secuelas en los futuros dientes es fundamental pedir cita en el odontopediatría.

"Si tu hijo se ha caído de cara y sangra mucho por la boca, algo normal en esta zona por el buen número de terminaciones venosas, lo más importante es enjuagar la zona con agua para observar con nitidez las secuelas del golpe, ya que en ocasiones no existe un traumatismo importante y no procede la alarma", señala la pediatra.

Leer también : ¿Los dientes de leche se caen solos o es conveniente extraerlos ?

Una vez que se ha cortado la hemorragia, se palpan todas y cada una de las piezas dentales para comprobar que no se mueven o que no se hayan roto o desprendido, cuando no ocultado en la cavidad oral.

"Es muy importante buscar el trozo o el diente perdido para la reconstrucción, pero también para asegurarnos de que no se ha retraído en la encía. En urgencias se realizará una radiografía de la boca para corroborar que no se ha quedado en alguna parte de boca", expone.

Cuando encontremos el diente o el trozo desprendido, debemos guardarlo en un recipiente con suero fisiológico o leche desnatada; o con agua si no tenemos estas alternativas. Luego iremos a urgencias.


Youtube / EFE SALUD



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: