ANQUILOGLOSIA: ¿Cuándo intervenir? Caso clínico


El frenillo lingual en los recién nacidos se extiende desde la base anterior de la lengua hasta la base del hueso alveolar de la mandíbula.

Después de algunas semanas ocurre un alargamiento gradual de la lengua y el frenillo pasa a ocupar la porción central de la cara ventral de la lengua, la cual será su posición definitiva.

Las alteraciones funcionales del músculo geniogloso, así como también un frenillo lingual corto, son factores que pueden desencadenar la anquiloglosia, también conocida como "lengua presa".

La anquiloglosia es una anormalidad congénita relativamente común del frenillo lingual en la cual la membrana debajo de la lengua es muy corta o puede estar inserida muy próxima a la punta de la lengua, dificultando su protrusión.

Ver también : PATOLOGÍA de los frenillos bucales

El frenillo lingual con inserción corta, altera la fisiología mecánica de la lengua, pudiendo provocar alteraciones anatómicas y funcionales en otras estructuras de la boca.

El individuo con anquiloglosia puede tener consecuencias negativas en el lenguaje, en la función de autolimpieza ejercida por la lengua, dificultades de amamantamiento en recién nacidos, problemas en el desarrollo normal de la mandíbula en los casos más severos, entre otros problemas.

Aunque el manejo apropiado de la anquiloglosia ha sido muy debatido, hay actualmente una escasez de informaciones objetivas respecto a su prevalencia, diagnóstico así como a la necesidad y momento de tratamiento quirúrgico oportuno.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


Fuente: actaodontologica.com



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: