MEDICINA BUCAL : Actitud ante los trastornos de la erupción dentaria y el crecimiento y desarrollo dentofaciales

Los trastornos de la erupción dentaria, la oclusión y el crecimiento y desarrollo faciales son tan prevalentes, que todo pediatra debe estar preparado para detectarlas precozmente.

Para que así pueda aconsejar a los padres y referir al niño al especialista adecuado en caso necesario. 

Si partimos de un conocimiento básico del desarrollo de la erupción normal en sus tres fases: dentición temporal, mixta y permanente precoz, podemos basarnos en un esquema simple para valorar las posibles alteraciones y su eventual significación. 

alteración-erupción

Un moderado retraso o adelantamiento generalizado de la erupción de una o ambas denticiones no debe considerarse patológico. 

► Leer también: LABIO LEPORINO: Cuidados en bebés 

Si la desviación cronológica es más importante, hay que descartar algunas enfermedades y síndromes capaces de actuar sobre la erupción. 

En cuanto a las alteraciones del desarrollo de los dientes, tanto temporales como permanentes, es posible determinar con bastante exactitud sobre una base estadística cuándo actuó el factor etiológico conociendo simplemente el grado de desarrollo del diente –que comienza siempre por la corona– en cada momento de la vida del niño. 

No podemos olvidar que gran parte del desarrollo del diente temporal tiene lugar en la vida intrauterina.