URGENCIAS : Traumatismo Bucodentales en Odontopediatría


Problema que provoca gran alarma en los padres y el propio niño, debido en parte a las manifestaciones clínicas aparatosas y a las secuelas que el traumatismo puede generar.

La incidencia es de casi la cuarta parte de los niños, con dos picos de edades: al echar a andar y durante la etapa escolar.

Los traumatismos dentales son la segunda causa de demanda de atención dental en niños tras la caries, siendo el pediatra a menudo el primer especialista en atenderlos, por lo que debe conocer el modo de actuar frente a ellos, tanto en dentición temporal como permanente.

Leer también : ODONTOPEDIATRÍA: ¿Se puede reimplantar el diente de un niño?

Evaluación del niño

Anamnesis

– Cómo, cuándo y dónde se produjo, si ha habido traumatismos anteriormente y tiempo transcurrido. Con ello nos informamos de la necesidad de un tratamiento urgente y del grado de contaminación de las heridas.

– Valoración general del niño, con especial atención a las hemorragias y síntomas acompañantes como vómitos, tos, alteración del nivel de conciencia, etc. Exploración física

– Inspección de las partes blandas (labios, mejillas, mucosa alveolar, paladar y lengua). Cuidado con los hematomas submentonianos que pueden ocasionar una obstrucción laríngea.

– Revisar todas las piezas dentarias y periodontales, así como las estructuras óseas, objetivando asimetrías, deformidades, heridas abiertas y fracturas.

– Realizar una palpación de cada diente para percibir su movilidad en caso de fracturas radiculares y subluxaciones. La percusión provoca dolor en los dientes afectados por el traumatismo.

– Siempre se debe realizar un examen respiratorio (aspiración de dientes) y neurológico (accidentes deportivos).

Tipos de lesiones (según la clasificación de la OMS y de Andreasen)

Lesiones de tejidos dentales

– Infracción coronaria, limitada al esmalte, sin pérdida de sustancia ni separación de fragmentos.

– Fractura de corona, que afecta al esmalte y a la dentina y pueden ser complicadas (exposición pulpar) o no.

– Fractura de corona y raíz, que afecta al esmalte, dentina y cemento radicular. Son complicadas cuando en su trayecto dejan expuesta la pulpa. – Fractura de raíz. Puede haber hemorragia y/o edema gingival.

Lesiones de tejidos periodontales

Contusión: lesión de un pequeño número de fibras del ligamento periodontal sin movilidad ni desplazamiento del diente.

Subluxación: existe movilidad del diente sin desplazamiento del mismo.

Luxación: se caracteriza por movilidad y desplazamiento del diente, que según su dirección pueden ser intrusivas (luxación hacia dentro), extrusivas (luxación hacia fuera) o laterales (desplazamiento en varias direcciones: facial, lingual, lateral).

Avulsión: separación total del diente por lesión de todas las fibras periodontales. Representa el 10% de los traumatismos dentarios, siendo los incisivos centrales superiores los dientes más afectados. VERDADERA URGENCIA SI OCURRE EN UN DIENTE PERMANENTE.

Actitud terapéutica

Traslado a un centro hospitalario para su estabilización cuando hay riesgo vital del niño. Recordar que el traumatismo bucal puede ser debido o consecuencia de maltrato.

Tratamiento de las lesiones de partes blandas

– Realizar antisepsia con clorhexidina, higiene oral con suavidad, aplicación de frío si hay edema, dieta blanda y antibioterapia oral si se sospecha contaminación.

– Derivar al cirujano maxilofacial si hay heridas que puedan tener implicaciones estéticas o en caso de hematomas de región submentoniana.

Tratamiento de las lesiones dentarias y periodontales

– Derivar al odontólogo urgentemente cuando hay fractura de corona o raíz, luxaciones dentales muy móviles y en avulsión dental.

– Consulta al dentista en 24 horas cuando hay fracturas que afectan a la dentina y/o pulpa, subluxación, intrusión y luxaciones no muy móviles. – Consulta no urgente: fracturas que afectan al esmalte, contusión.

– Los dientes avulsionados temporales no hay que reimplantarlos aunque hay que acudir al dentista para evaluar la cicatrización del alveolo y el espacio.

Pero siempre hay que tener en cuenta que los traumatismos en la dentición temporal pueden afectar al diente permanente en formación. En este caso las secuelas aparecen en el momento de la erupción o salida del diente permanente.

– Los dientes permanentes avulsionados (verdadera urgencia) o que salen completamente de su alveolo se deben reimplantar lo antes posible, y es crucial el tiempo transcurrido entre el traumatismo y el reimplante, así como el medio de transporte del diente.

En este caso se debe conservar el diente en medio isotónico (leche, solución salina, o incluso saliva), el agua no es un medio apropiado ya que su baja osmolaridad causa edema yrotura en las células en pocos minutos. Nunca se debe limpiar, frotar o secar.

El mejor pronóstico para este diente existe si la terapia se realiza entre los primeros 30-60 minutos de la avulsión, ya que el éxito de la reimplantación del diente avulsionado es muy dependiente del tiempo.

La posibilidad de que el diente vuelva a quedar fijo depende de la viabilidad del ligamento periodontal y el tratamiento inmediato se apoya en este principio. El diente puede ser reimplantado por cualquier persona capaz (padre, entrenador, pediatra...).

El procedimiento para la reimplantación del diente es el siguiente:

1. Encontrar el diente.

2. Determinar si el diente es primario según la edad del niño. Los dientes primarios no se reimplantan, la reimplantación puede tener efectos negativos en el diente definitivo.

3. Si es permanente se aclarará el diente SIN FROTAR con agua o suero salino, sosteniendo el diente por la corona no por la raíz.

4. Insertar el diente en el alveolo en su posición normal (no preocuparse si se extruye un poco).

5. Si la reimplantación se realiza fuera de un servicio médico se acudirá rápidamente a un centro especializado o a urgencias.

– Ante la sospecha de lesiones óseas (fracturas maxilofaciales) siempre hay que trasladar al niño a un centro hospitalario de referencia en las primeras 24 horas postraumatismo.

Fuente : Urgencia Bucodentales
Autores: Fernando Uribarri Zarranz, Guillermo Álvarez Calatayud, Eva Martín Olivera



Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: