EROSIÓN DENTAL y sus posibles factores de riesgo en niños

El desgaste dental es el resultado de la acción concurrente de diversos mecanismos y factores que actúan sobre los dientes en el ambiente bucal, y presentan una etiología multifactorial. 

Lo anterior dificulta la identificación de los tipos de desgaste presentes.

erosion-dental

Por ejemplo, la atrición de los bordes incisales en la dentición temporal es extremadamente difícil de distinguir de la erosión en etapas posteriores. 

Es por esto que se debe conocer los diferentes tipos de desgaste dental, como son la atrición, la abrasión, la abfracción y la erosión. 

Se entiende por atrición al desgaste dental o de restauraciones dentales por el contacto diente a diente. Que oclusalmente puede ser identificado como un desgaste plano, brillante y con distintos márgenes, que también es evidente en el diente antagonista. 

La abrasión se relaciona con la pérdida de la estructura del diente, debido a contactos mecánicos repetidos con objetos, por ejemplo, cepillado traumático.

► Ver también: Manejo contemporáneo y preventivo de la CARIES DENTAL 

La abfracción, por su parte, responde a una lesión en forma de cuña en la región cervical del diente, como resultado de la flexión provocada por la carga oclusal ejercida durante la masticación, sin embargo, lesiones cervicales rara vez se producen en niños, ya que la dentición primaria no está presente en la boca durante un tiempo suficiente para permitir este proceso. 

Finalmente, en la literatura se han utilizado diferentes denominaciones para el término erosión, como son los términos corrosión y degradación dental, que para efectos de este artículo serán considerados sinónimos. 

La erosión dental se define como la pérdida progresiva e irreversible del tejido duro dental, causada por un proceso químico de disolución de ácidos que no involucra bacterias. 




Revista clínica de periodoncia, implantología y rehabilitación oral 
Daniela Torres, Ramón Fuentes, Thomas Bornhardt, Veronica Iturriaga