¿Extracción o PULPECTOMÍA en dientes temporales?

La dentición temporal juega un papel determinante en el desarrollo y crecimiento de los niños, en aspectos como la fonación, masticación, apariencia, prevención de malos hábitos y guía de la erupción.

Debido a la importancia actual de la estética, los niños son cada día más conscientes de las repercusiones de la apariencia. 

pulpectomia

Así, la pérdida de dientes temporales en sector anterior puede afectar la confianza y el desarrollo normal de su personalidad.

El mantenedor de espacio ideal, además de cumplir esa función principal, debe, a ser posible, reponer la estética, evitar la aparición de malos hábitos y permitir la función masticatoria, impidiendo la sobreerupción del antagonista. 

Por lo tanto, siempre y cuando sea posible mantener los dientes temporales, estos son los mejores mantenedores de espacio.

El tratamiento endodóntico en dientes temporales se ha preconizado desde 19324, utilizándose una amplia variedad de materiales y técnicas. 

Si bien es cierto que la pulpotomía es un tratamiento rutinario en la consulta de los odontopediatras, la pulpectomía (eliminación completa del tejido pulpar de la corona y la raíz), a pesar de estar indicada en muchos casos, y quizás, por ser considerado un tratamiento más complejo, no se realiza con tanta frecuencia y, en muchas ocasiones, se opta por la extracción a pesar de disponer de piezas dentarias que pueden ser restauradas en pacientes en los que no existe contraindicación sistémica o local.


Indicaciones de la pulpectomía:

1. Hemorragia excesiva en el muñón pulpar, al intentar hacer pulpotomía.
2. Necrosis pulpar.
3. Afectación ósea interradicular sin pérdida de sostén.
4. Reabsorción interna que no perfore la raíz.
5. Fracaso de la técnica de pulpotomía.

Contraindicaciones de la pulpectomía:

1. Corona no restaurable.
2. Afección periapical extensa o movilidad.
3. Reabsorción radicular extensa del diente temporal.
4. Reabsorción interna avanzada y que perfora la bifurcación.
5. Pacientes con infecciones recurrentes.
6. Dificultad en el control de la conducta.
7. Poca experiencia en endodoncia.

Conceptualmente, un diente con lesión periapical se caracteriza, en general, por sufrir un proceso de larga duración en el que se da un desequilibrio entre la resistencia orgánica y el número y/o la virulencia de los microorganismos.

A diferencia de las lesiones en dientes permanentes, cuya localización mayoritaria es en el ápice, en molares temporales la localización de las lesiones es inter-radicular, y esto se debe a la presencia de canales accesorios entre la cámara y el área inter-radicular.

Actualmente se considera que el éxito del tratamiento endodóntico depende de múltiples factores, siendo el más importante la reducción o eliminación de la infección bacteriana. 

La microbiota de los canales radiculares de dientes temporales está compuesta predominantemente por microorganismos anaeróbicos, particularmente gran negativos, siendo similar a la de los dientes permanentes, por lo cual la técnica endodóntica a grandes rasgos no difiere. 


De todas formas, existen ciertas particularidades de los dientes temporales que debemos tener en cuenta, como son:

• Existe un menor grosor de esmalte y dentina y una mayor amplitud de la cámara pulpar, lo que implica que la apertura coronaria de estos dientes ha de ser más amplia.

• La ausencia de grandes curvaturas radiculares permite que el desgaste anticurvatura no tenga que ser muy acentuado.

• El límite apical de neutralización bacteriana del conducto necrótico, así como el límite apical de la instrumentación, deben respetar los límites de la reabsorción.

• El material de obturación de los dientes temporales debe ser reabsorbible.

La evidencia de la eficacia de los tratamientos pulpares puede evitar la extracción temprana de muchos molares temporales eliminando algunas de las complicaciones y costes asociados. 

Sin embargo, a pesar de no haber estudios clínicos que reúnan los requisitos para permitir evaluar esa evidencia, las pulpectomías realizadas en condiciones adecuadas por profesionales competentes en los casos en los que están indicadas tienen un alto porcentaje de éxito.

La toma de la decisión terapéutica en Odontología, como en otras áreas del campo de la salud, implica un conocimiento profundo de la patología a tratar, una actualización y entrenamiento constantes en nuevas técnicas y también ser conscientes en todo momento de nuestras habilidades y limitaciones a la hora de realizar los tratamientos. 

Debemos tener en cuenta que en odontopediatría son muchos los factores que influyen a la hora de valorar la posibilidad de extracción o de realizar un tratamiento pulpar complejo, como es la pulpectomía.

°coem.org.es
°Dra. Dª. Patricia Gatón Hernández