Lactancia materna en la prevención de anomalías dentomaxilofaciales


Amamantar a un hijo es una de las experiencias más gratas en la vida de una mujer ya que su leche constituye el alimento ideal para el niño durante los primeros 4 y 6 meses de vida, y sigue siendo, durante mucho tiempo, una importante fuente de proteínas y de otros nutrientes, aún después de iniciarse la introducción de otros alimentos complementarios.

Dicho acto constituye una auténtica revolución en la supervivencia infantil.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) podrían salvarse en el mundo, más de un millón de vidas infantiles al año si todas las madres alimentaran exclusivamente con leche materna a sus hijos durante los primeros 4 meses de vida.

Leer también ¿Qué clase de problemas causan las caries en la infancia?


Durante el amamantamiento se produce la excitación de la musculatura bucal y se movilizan las estructuras del aparato estomatognático del recién nacido, lo cual influye en el crecimiento de su desarrollo.

Freud plantea que el primer objeto a quien el niño dirige su exigencia es a la madre y lo hace en prinicipio, basado en una necesidad, la de alimentarse.

LEER ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ


http://bvs.sld.cu
Revista Cubana Ortodoncia




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: