PATOLOGÍA : Aftosis oral recurrente en niños


La aftosis oral recurrente es la enfermedad no infecciosa más frecuente de la cavidad oral en la infancia y se caracteriza por brotes repetidos de úlceras dolorosas en la mucosa bucal.

Se estima que afectan hasta al 20% de la población, es más frecuente en mujeres y existe una cierta agregación familiar.

Su etiología es desconocida, estando implicados factores traumáticos, emocionales, alérgicos e inmunológicos.

Clínica

Las lesiones se inician como máculas eritematosas dolorosas que en pocas horas adquieren un centro blanquecino y necrótico.

Leer también : PATOLOGÍA de los frenillos bucales


Ello da lugar a una úlcera poco profunda, redondeada u ovalada, bien delimitada, con un centro blanco-amarillento y un halo inflamatorio prominente.

Se localizan en la mucosa no queratinizada o móvil (mucosa yugal y labial, zona ventral de la lengua, mucosa alveolar y pliegues mucobucales) y cursan a brotes.

Se diferencian tres formas de la enfermedad: minor, major y herpetiforme. La aftosis minor es la más frecuente y se caracteriza por úlceras únicas o múlti ples de menos de 1 cm que curan sin dejar cicatriz en 1- 2 semanas.

Las aftas major son mayores de 1 cm y más profundas, suelen ser únicas, pueden afectar la lengua, la mucosa faríngea y el paladar blando y tardan semanas en curar, dejando una cicatriz.

La aftosis herpetiforme es la menos frecuente y se manifiesta con un número variable (50-200) de úlceras de 1-2 mm que aparecen simultáneamente en cualquier zona de la mucosa.

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico, en función de la morfología típica de la lesiones, su curso recurrente y su localización. La histología es inespecífi ca. Se recomienda descartar enfermedades asociadas, tales como défi cits de hierro, vitamina B12 o ácido fólico, malabsorción intestinal (celiaquía, enfermedad infl amatoria intestinal) y síndromes aftosos complejos, tales como la aftosis orogenital, la enfermedad de Behçet, el síndrome MAGIC (mouth and genital ulcers, infl ammation of cartilage) y el síndrome PFAPA (periodic fever, adenopatías, pharingitis y aftas).

Ni la morfología ni la histología de las lesiones permiten discernir si se trata de una AOR idiopática o secundaria a alguno de estos procesos.

Diagnóstico diferencial

Se plantea principalmente con la infección recurrente por el virus del herpes simple (VHS) y con las enfermedades ampollares autoinmunes.

En la infección por VHS las lesiones se inician como vesículas, tienden a reaparecer en la misma zona y afectan principalmente la mucosa queratinizada (paladar duro y encía adherida).

El diagnóstico definitivo se puede establecer mediante citodiagnóstico de Tzanck, estudio histológico y/o cultivos virológicos. Las enfermedades ampollares autoinmunes son muy infrecuentes en la infancia, tienen un curso mucho más tórpido, afectan grandes áreas de la mucosa y su diagnóstico se basa en estudios histológicos y de inmunofluorescencia directa e indirecta.

La historia clínica permite diferenciar las aftas orales de las úlceras por salicilatos o de origen traumático.

Tratamiento

El tratamiento consiste en corticoides tópicos durante los primeros 3-4 días de formación de las lesiones (acetónido de triamcinolona 0.1% en orabase) y en medidas sintomáticas, tales como antihistamínicos en enjuagues, anestésicos (lidocaína viscosa 2%), antifúngicos y sucralfato tópicos. En casos graves son útiles los corticoides orales y la colchicina. Otras alternativas son la pentoxifi lina, la sulfona y la talidomida por vía oral.

aeped.es
V. García-Patos Briones




Share:

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Facebook comments: